La oposición cerca al Gobierno por dejar el Falcon a Yolanda Díaz para su visita «privada» al Papa

y Ciudadanos presentan preguntas para exigir explicaciones, cuánto costó y de qué hablaron para «interés de los españoles»

Yolanda Díaz y el Papa, en su encuentro en el Vaticano.
Yolanda Díaz y el Papa, en su encuentro en el Vaticano.EFE
La oposición pone en el punto de mira el uso del avión oficial por parte del Gobierno, el famoso Falcon.

Partido Popular y Ciudadanos han lanzado sendas ofensivas parlamentarias ante los indicios de que se está utilizando el avión del Ejército del Aire de una manera abusiva, «impropia» y con «fines partidistas» después de la última polémica por haberlo utilizado Yolanda Díaz para asistir a una «audiencia privada» con el Papa.

Es ese carácter privado y personal del viaje de la vicepresidenta segunda lo que ha desatado las críticas de populares y naranjas y lo que ha motivado que presenten este martes sendas baterías de preguntas escritas para forzar al a dar explicaciones.

Además, el ha reclamado la comparecencia en el Congreso de Díaz para que justifique por qué acudió al Vaticano en Falcon y no en un avión regular.

Sobre el uso del Falcon llueve sobre mojado porque la oposición está criticando la utilización que está haciendo de los recursos públicos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Tanto el como Ciudadanos han exigido explicaciones ante la «sistemática coincidencia de visitas institucionales de carácter menor» de Sánchez a los mismos lugares donde se celebran esos días «congresos, actos o mítines» del PSOE, y donde luego el presidente participa en calidad de secretario general de los socialistas.

La portavoz del en el Congreso, Cuca Gamarra, ha mostrado su preocupación por ambos casos. Por un lado, el viaje de Díaz, que ha subrayado que era de carácter «privado», y por otro, el uso «un sí y otro también» que hace Sánchez para ir a actos de su partido.

De igual modo, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha acusado a Sánchez de estar haciendo «trampas», igual que ha criticado que ahora se ponga el Falcon «al servicio de Podemos» para que Díaz pueda continuar con su «campaña de autobombo» yendo a «audiencias privadas» al Vaticano sin que eso tenga nada que ver con el Gobierno.

En un escrito presentado esta mañana, Ciudadanos interroga al por el «motivo exacto» por el que Díaz no fue un un vuelo regular hasta Roma y pregunta cuál fue el coste económico del uso del Falcon para las arcas públicas.

Dado que no se abordaron asuntos oficiales, Ciudadanos requiere información sobre los asuntos que se trataron y cuál es su vínculos con las relaciones Iglesia-Estado y su «interés para todos los españoles». De hecho, se recuerda que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo no es en absoluto competente para tratar asuntos oficiales con la Santa Sede porque son competencia exclusiva de los ministros Félix Bolaños o José Manuel Albares.

Desde el se había informado de que la reunión era una «audiencia privada en la Biblioteca Apostólica de la del Vaticano» y Díaz explicó tras el encuentro que habían hablado «sobre el trabajo decente, la crisis de la y el futuro del planeta».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.