Moncloa advierte que estarán «muy atentos» para que «no haya retrocesos» en derechos si Vox entra en el Gobierno de Mañueco

VICENTE COLL  — Madrid — Actualizado Martes, 15 febrero 2022 — 15:12

«Actuaremos con contundencia, porque los derechos y libertades nunca pueden ser moneda de cambio en la conformación de ningún gobierno», ha advertido la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez

Iceta, Rodríguez y Montero, este martes tras el Consejo de Ministros.
Iceta, Rodríguez y Montero, este martes tras el Consejo de Ministros.EFE

Tan importante eran en el plano nacional las elecciones del pasado domingo en Castilla y León como las posibles alianzas en las que los partidos ya trabajan con tal de formar gobierno en la región. El Partido Popular, vencedor en los comicios, necesitará del apoyo directo de Vox, la abstención del PSOE o la de las formaciones localistas para revalidar la presidencia de la Junta, mientras Alfonso Fernández Mañueco sigue apostando por gobernar en solitario.

Una batería de opciones ante la que Moncloa evita posicionarse, pero sobre la que ya advierte que está vigilante. El Gobierno ha avisado este martes que está «muy atento» para que «no haya retrocesos» en materia de derechos y libertades en la futura conformación de un Ejecutivo regional en Castilla y León, en clara referencia a las exigencias de para apoyar al PP.

«No corresponde al gobierno pronunciarse sobre la conformación de un gobierno autonómico, pero vamos a estar muy atentos para que no haya ni un sólo retroceso en materia de derechos y libertades. Especialmente los derechos de las mujeres. Actuaremos con contundencia, porque los derechos y libertades nunca pueden ser moneda de cambio en la conformación de ningún gobierno», ha expresado la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tras concluir la reunión semanal del Consejo de Ministros.

Rodríguez, con sus palabras, se refería a las condiciones que desde ya se han puesto sobre la mesa ante el proceso de negociación con el PP: derogar la de Violencia de Género y la de Memoria Histórica al considerar que son «de izquierdas», como argumentó este lunes el líder del partido en Castilla y León, Juan García-Gallardo.

«Estas elecciones no tocaban»

Una advertencia que también llega desde el PP en dirección a Vox: «Si alguien piensa que el PP de Castilla y León va a dar un solo paso atrás para defender la igualdad social, laboral, de oportunidades o entre hombres y mujeres se equivoca», ha recalcado este martes Mañueco.

«La igualdad no es negociable para el PP», ha expresado el líder regional popular, que ha advertido, tanto a como al resto de formaciones abiertas al diálogo, que el programa del PP ha de primar en la próxima configuración del Ejecutivo en Castilla y León.

Un asunto que también en el Gobierno consideran que no ha de convertirse en punto de negociación. En las últimas horas, varios miembros del Ejecutivo, principalmente de Unidas Podemos, han mostrado su «preocupación» ante que un posible pacto entre el PP y ponga en «entredicho» la garantía de derechos y libertades en Castilla y León.

En todo caso, desde el Gobierno opinan que la absoluta responsabilidad de lo que ocurra en la región es de los populares, que convocaron a deshora los comicios: «Tienen que pronunciarse aquellos que nos llevaron a esta cita electoral. Estas elecciones no tocaban, y por tanto quien las convocó, que ha obtenido la mayoría para gobernar, es quien tiene que gestionar este momento», ha zanjado Isabel Rodríguez.

El PP apoyó, hace pocos meses, la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. ¿Supondría un paso atrás que negocie la supresión de la autonómica con Vox? «El PP tiene que seguir jugando dentro de la cancha de de la democracia», ha pedido al respecto la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.