Podemos reta a Pedro Sánchez a que rompa la coalición de Gobierno: el PSOE «es un partido de guerra»


Guerra en Ucrania
ÁLVARO CARVAJAL @alvaro7carvaja RAFAEL J. ÁLVAREZ

Madrid — Actualizado Lunes, 7 marzo 2022 — 06:27

reafirma la negativa a enviar armas a Ucrania aunque peligre el Gobierno y Belarra descalifica a su socio político

Pedro Sánchez, este domingo, en el comité del PSOE.
Pedro Sánchez, este domingo, en el comité del PSOE.E. E.

Podemos escala el conflicto en el seno del Gobierno y sitúa la convivencia de la coalición con el PSOE en un punto insostenible al enconarse el choque en un asunto de Estado y de la máxima relevancia, como es la posición de España ante la invasión rusa de Ucrania. Con la tensión en máximos por la polémica de la semana pasada sobre el envío de armas, Ione Belarra subió este domingo la apuesta en su desafío al calificar al Partido Socialista como «partido de la guerra» por haber decidido enviar armas a Ucrania, al igual que hace la gran mayoría de los países europeos.

Con esa acusación, la secretaria general de no sólo censura totalmente la postura de Pedro Sánchez, sino que veladamente también lo hace con el respaldo incondicional que viene expresando en este tema la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, quien se supone que ejerce el liderazgo político de Unidas Podemos, pero que en este asunto está siendo desautorizada desde el partido morado.

«España es el país del No a la guerra y se conmueve con el sufrimiento de otros pueblos. Los partidos de la guerra dicen: ‘Muy bien, enviemos armas’. ¿Esas son las armas para ayudar? No estamos haciendo todo lo posible por la diplomacia», dijo la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, durante un acto sobre feminismo en Madrid que fue eclipsado con esto.

También fue muy tajante su compañera Irene Montero, ministra de Igualdad. «La única forma de pararle los pies a Putin y ayudar al pueblo ucraniano es defender la diplomacia de precisión, la alta política. ¿Cómo es posible que Ucrania y Rusia estén negociando sin la supervisión y la ayuda de la Unión Europea y de Naciones Unidas? Defenderemos el diálogo, la negociación y la paz, cueste lo que cueste. Cueste lo que cueste», dijo, en claro desafío al del Gobierno.

«No ha faltado diplomacia»

Esa apelación a la diplomacia es la crítica que está haciendo estos días a Sánchez. Considera que enviar armas para que Ucrania pueda defenderse de la agresión es un «error» y que supone «escalar el conflicto». Defiende que sólo se puede ayudar a Ucrania por la vía diplomática, dando por supuesto que Vladimir Putin quiere hablar y obviando cuál está siendo el resultado de las conversaciones que entre las partes se está llevando a cabo en Bielorrusia, y en las que Rusia no está respetando ninguno de los acuerdos de mínimos sobre los corredores humanitarios.

Sánchez habló este domingo, poco antes, de la situación bélica en el Comité Federal del PSOE y fue rotundo a la hora de replicar los reproches hechos por sus socios en el Gobierno. «No ha faltado diplomacia» en Ucrania, dijo el presidente, «lo que ha sobrado es agresión». Y, por si no quedaba claro, destacó que España «está en el lado correcto de la Historia».

Esta colisión en un tema tan delicado ha provocado que por parte de la oposición se hayan multiplicado los llamamientos para que Sánchez expulse a del Gobierno y para que busque en el PP y Ciudadanos un apoyo más «fiable» para responder a la crisis.

Esteban González Pons reclamó a Sánchez que «rompa inmediatamente» su coalición de Gobierno, porque «no se puede» enviar soldados españoles a defender la frontera con Europa mientras se tiene en el Consejo de Ministros «a los que comprenden a Putin».

De igual modo, la dirigente de Ciudadanos y vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, exigió al del Gobierno expulsar al partido morado del Ejecutivo porque está «avergonzando» a España ante la Unión Europa con su posición respecto a Ucrania.

El frente internacional ‘morado’

La polémica comenzó el miércoles cuando el del Gobierno rectificó su posición inicial sobre las armas y anunció en el Congreso de los Diputados que España finalmente enviaría material ofensivo para la resistencia ucraniana. Ya entonces las ministras Belarra y Montero criticaron con dureza esta decisión, pero con el paso de los días los morados han ido aumentando el tono, expoleados desde fuera por un Pablo Iglesias desatado que está cargando contra todo y contra todos.

Lejos de dar un paso atrás, insiste en sus críticas y está buscando un frente internacional para reforzar su postura. Belarra ha decidido aliarse con el francés Jean-Luc Mélenchon y el británico Jeremy Corbyn para censurar el envío de armamento y sostener que la salida a esta crisis es posible por la vía diplomática. Este frente, por boca de Mélenchon, ya ha dejado caer que vería con buenos ojos ofrecer a Putin lo que llaman «neutralidad militar» de Ucrania, cuya traducción es limitar su soberanía como país para decidir si quiere formar parte de la Unión Europea o de la OTAN.

Aunque Podemos aprieta, Sánchez aguanta la presión. «Nosotros sabemos distinguir a un agresor de un agredido, una democracia de un régimen autoritario. Sabemos diferenciar lo que es una nación libre y soberana de una potencia nuclear que se ha visibilizado como imperialista», dijo.

«Sabemos distinguir cuál es el lado correcto de la historia y jamás nos moveremos de ese lado. Nuestro lado es condenar la guerra de Putin y estar junto al pueblo ucraniano y exigir que se reestablezca la legalidad internacional», afirmó.

Allspain.info — últimas noticias en España y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio,  y viajes. Actualización diaria. ¡Todo es más importante aquí! Puedes seguir a ALLSPAIN.INFO en Facebook y Instagram.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.