La presidenta del PP de Baleares, Marga Prohens, ha presentado las 436 enmiendas a los Presupuestos autonómicos de 2022, «que permitirán construir una alternativa» a las cuentas de Francina Armengol. Un paquete de reformas que permitirán bajar en 200 millones de euros los impuestos a los de Baleares. «El socialismo se está cargando a la clase media, a la clase trabajadora y a las familias», ha lamentado Prohens.

La también diputada en el Congreso ha calificado los Presupuestos del Govern de «electoralistas, imprudentes y excesivamente optimistas». Ha advertido del «peligro para la convivencia del viraje hacia el autoritarismo de la soberbia clásica de Armengol». Así, la presidenta popular ha admitido que la formación no tiene muchas esperanza en el éxito de las enmiendas, «aunque sean beneficiosas para los ciudadanos».

En este sentido, las propuestas del PP están dirigidas a bajar impuestos, «ya que se ha de consolidar la recuperación y las familias se encuentran ante la mayor inflación de los últimos 30 años». El partido propone la supresión del impuesto de sucesión entre padres e hijos y entre cónyuges, «lo que supone un coste para las arcas públicas de 60 millones de euros». Además, han planteado anular la subida del impuesto de patrimonio aplicado en 2016 y poco a poco eliminar este tributo. «Ningún país de Europa lo tiene. Bajar los impuestos y estimular la economía es la mejor forma de garantizar los servicios públicos», ha señalado.

Entre otras medidas, el PP propone suprimir el impuesto de transmisiones patrimoniales en compra de primera para menores de 30 años. Y en el caso de menores de 35, familias monoparentales, familias numerosas y personas con discapacidad, reducirlo al 60%. También reclaman bajar el tramo autonómico del IRPF:  un 0,5% para rentas inferiores a 30.000 euros y un 0,25% para el resto. La formación ha reclamado deducciones a los alquileres y para propietarios que pongan en el mercado, así como un aumento de la deducción por la adquisición de libros de texto.

Con respecto al factor de insularidad, Prohens ha exigido que «no se convierta en una bolsa para que Armengol haga con el dinero lo que quiera». Una clara referencia a la polémica por el uso de la ecotasa para patrocinar el concierto de Los 40 Music Awards. Por ello, la presidenta ha presentado propuestas para los 110 millones que ha recibido. «Infraestructuras para ciclo del agua, becas de estudiantes, inversiones agrícolas, inversiones en zonas turísticas maduras, inversiones en competencias de los consells y ley de capitalidad de y de Ibiza».

Reducción del gasto

Por otro lado, Prohens ha informado de una enmienda para congelar los sueldos de altos cargos del Govern. «El objetivo es que no se incrementen en un 2% y lo propondremos también para los diputados del Parlament». Además, ha anunciado enmiendas para la eliminación de la Dirección General de Soberanía Alimenaria, cuya directora dimitió tras publicar OKBALEARES que en dos años no había hecho nada. También propone que el Govern se deshaga del Instituto Balear de la Energía «del que nada se sabe pese a que los pagan la factura de la luz más cara de la historia». Por último, ha propuesto eliminar la Oficina Anticorrupción, «cuyo director dimitió por las presiones que sufrió de Armengol».

En cuanto a la ecotasa, la líder popular ha incidido de nuevo en la petición del PP de que el impuesto sea finalista mientras exista. «El tiempo nos ha dado la razón y deberíamos hablar de ecofarsa», ha criticado. Así, ha defendido que lo mejor sería eliminar el tributo.

Prohens ha recordado que su objetivo es plantear una alternativa frente a una Armengol «que quiere una sociedad sin crítica» y sus Presupuestos electoralistas». «Quieren convertir a la oposición en disidencia y la crítica en deslealtad. Parece que el PP tenga que pedir permiso a la presidentísima Armengol para hablar. Seguiremos denunciando los escándalos que el Govern quiere tapar», ha sentenciado.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.