El charquicán es un plato típico de Chile cuyo nombre deriva del término ‘charqui’, que se refiere a un tipo de carne deshidratada muy utilizada en recetas típicas de Latinoamérica, e íntimamente relacionada con las culturas andinas. Originalmente, el charquicán chileno podría prepararse con charqui de vacunos, caballos, o incluso pescados. Pero, en la actualidad, lo más común es hacerlo con carne fresca. Y para que puedas probar este manjar desde cualquier lugar del mundo, te traemos una muy fácil. ¡Sigue leyendo y experimenta algo nuevo!

Lo más interesante es que el charquicán chileno va ganando diferentes versiones a lo largo del año, en función de los ingredientes más abundantes en cada temporada. Por ejemplo, si en verano, encontramos un charquicán con muchos guisantes y frijoles verdes, además del maíz; en invierno, predominan las patatas y la calabaza.

Por ello, podemos aprovechar una gran variedad de alimentos para preparar un charquicán chileno, que siempre resulta una nutritiva y accesible. A continuación, te proponemos una de las versiones más tradicionales en este país trasandino.

Ingredientes

  • Carne de vacuno picada: 500 g (también puedes usar pollo o cerdo).
  • Calabaza: 250 g cortado en dados medianos
  • Patatas sin piel: 4 grandes cortadas en trozos medianos
  • Frijoles o guisantes verdes: 1 taza
  • Maíz amarillo: 1 taza
  • Cebolla: 1 grande picada finamente
  • Ajo: 2 dientes picados
  • Caldo de carne o verduras: 2 tazas (puedes usar agua)
  • Comino molido: ½ cucharadita
  • Pimentón dulce: 1 cucharadita
  • Orégano seco: 1 cucharadita
  • Aceite vegetal: 1 cucharada
  • Sal y pimienta negra molida: al gusto
  • Huevos: 5 unid (opcional para servir)
  • Cómo hacer Charquicán chileno:

    1. En una olla mediana, calentamos el aceite vegetal a fuego medio y sofreímos la cebolla. Cuando estén doradas, añadimos el ajo y seguimos salteando durante unos minutos más.Carne picada
    2. Añadimos la carne picada en trocitos pequeños y seguimos cocinando hasta que esté bien dorada (suele tomar unos 10 minutos). La carne puede estar más o menos picada según el gusto de cada comensal y de quien cocina.
    3. A continuación, sumamos la calabaza, las patatas, los frijoles o guisantes verdes y los granos de maíz. También incorporamos los condimentos y salpimentamos al gusto.
    4. En seguida, vertemos las dos tazas de caldo o agua caliente para que cubran todos los ingredientes, y mezclamos. Tapamos la olla y dejamos cocinar alrededor de 20 minutos a fuego bajo-medio, o hasta que los vegetales estén tiernos.
    5. Pasado este tiempo, probamos nuestro charquicán chileno y, si es necesario, corregimos la sal. Apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos antes de servir.

    Un tip adicional: en Chile, es muy común servir el charquicán con huevos fritos. Si te gusta la idea, luego de terminar la cocción, sólo tienes que freír los huevos en una sartén y agregar uno por encima de cada plato de charquicán. ¡Que lo disfrutes!

    Compártelo con tus amigos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.