Rechazan indemnizar con 3,2 millones a un joven que quedó tetrapléjico en un concierto en Sevilla

El Consejo Consultivo de Andalucía ha desestimando una reclamación patrimonial de 3,2 millones de euros solicitada por un ciudadano que quedó tetrapléjico tras un accidente sufrido durante un celebrado en Dos Hermanas (Sevilla) en el verano de 2018.

La institución dictamina así favorablemente respecto a la decisión del Ayuntamiento sevillano de rechazar dicha indemnización y considera probado que «fue la conducta descuidada e imprudente de la propia víctima la causante del trágico» suceso.

Los hechos que derivaron en la «lesión medular traumática» del joven, que entonces contaba con 22 años, tuvieron lugar el pasado 27 de julio de 2018 en un celebrado en el parque El Lago de la Vida, ubicado en el bulevar Felipe González Márquez, en el marco del Núcleo Sound Fest. El asistente al se lanzó a un lago artificial de escasa profundidad motivado por el cantante, que ofreció un CD a todos aquellos espectadores que lograran llegar a la plataforma desde la que actuaba.

La actuación de los servicios públicos

En un dictamen emitido el pasado 2 de noviembre y recogido por Press, el Consejo Consultivo de Andalucía aborda un procedimiento de responsabilidad patrimonial promovido por un ciudadano contra el Ayuntamiento de Dos Hermanas, en demanda de una indemnización de «3.219.597,99 euros (2.400.000 euros si se produce terminación convencional del procedimiento)».

En su reclamación, el promotor de la misma alegaba «el carácter involuntario de la caída al lago», atribuyendo «precisamente dicho accidente en el que el reclamante sufrió la tetraplejia al incorrecto funcionamiento de los servicios públicos en cuanto a las medidas de seguridad existentes en el evento y a la tardía respuesta de los mismos en auxiliarlo una vez producido el accidente», según el dictamen del Consultivo.

«En el escrito de reclamación se dice que el cantante que actuaba en ese momento animó a la gente para que se arrojara al agua y llegara nadando al escenario, hecho que motivó que muchos de los asistentes hicieran a modo jocoso el intento de lanzarse o que realmente se lanzaran, generando un gran revuelo y algarabía, lo que motivó que miembros del público empujados por la masa cayeran al lago, como fue el caso del reclamante. Precisamente se reprocha ante este hecho la falta de seguridad del recinto, ya que se dice que se trata de una zona escarpada con una importante pendiente que presenta un potencial y elevado riesgo para el caso en que se produzcan grandes aglomeraciones, alborotos o avalanchas entre el público, caso de inexistencia de graderíos y de vallas de contención», prosigue el dictamen respecto a la reclamación del afectado.

El «carácter» de la caída

Empero, el Consejo Consultivo de Andalucía determina que «el carácter involuntario de la caída en el estanque del recinto que se alega no es más que una afirmación de parte que ha quedado claramente desvirtuada en la instrucción del procedimiento penal y administrativo».

«Fue el propio accidentado quien decidió lanzarse de manera imprudente, obviando las medidas de seguridad que acordonaban la zona y el apercibimiento personal que recibió para no lanzarse al agua. El reclamante hizo caso omiso de tales circunstancias y se tiró al agua de un estanque artificial en el que la profundidad es muy poca, motivo por el que sufrió el traumatismo que le ha provocado la grave lesión posterior», indica el Consejo Consultivo.

«Esta versión de los hechos coincide plenamente con la declaración contenida en el atestado emitido por la Local el 28 de julio de 2018, donde los agentes manifiestan que, personados en el Hospital Virgen del Rocío para interesarse por el estado de salud del joven, a través de la madre recabaron datos de los amigos de su hijo y se le tomó declaración telefónicamente a uno de ellos, relatando que los hechos ‘ocurrieron cuando el cantante ofreció un CD a los que llegaran a la plataforma donde se encontraba, así que se lanzaron al agua, tanto el joven lesionado como otro amigo más, no observando directamente la forma en la que cae y a continuación es cuando lo ven flotando en el agua (…)’. Esta versión de los hechos es también la misma que da por cierta el Ministerio Fiscal en el informe emitido durante la instrucción penal incoada tras el accidente y la veracidad de este relato es corroborada igualmente por los numerosos mensajes que se escribieron en redes sociales por asistentes al concierto», abunda el Consejo Consultivo.

Así, el Consultivo ve «probado que fue la conducta descuidada e imprudente de la propia víctima la causante del trágico accidente que ha tenido graves consecuencias para la salud del reclamante», pues «todos los informes emitidos revelan que los medios de seguridad del evento eran los adecuados», por lo que avala la «propuesta de resolución desestimatoria del procedimiento responsabilidad patrimonial».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.