La asociación de Restaurantes, Bares y Cafeterías (RBC) de ha rechazado las medidas de control que baraja Francina Armengol para Navidades y ha advertido al Govern de la ilegalidad del pasaporte Covid. En este sentido, ha cuestionado la utilidad de la vacunación «si se sigue gestionando igual que al principio de la pandemia». Además, ha pedido explicaciones al ejecutivo y que diga con qué criterios científicos toman las decisiones.

«Reducir aforos e imponer medidas sanitarias en los bares y restaurantes no tiene sentido con el 84% de la población diana vacunada», ha criticado la presidenta de RBC, Eugenia Cusí. También ha añadido que no entiende de qué sirve tener un alto índice de vacunación si el Govern continúa aplicando la misma fórmula que cuando empezó la crisis sanitaria. Ha lamentado que el sector sea todavía un objetivo del ejecutivo cuando «durante este tiempo no ha sido foco de contagio».

En esta línea, Cusí ha recordado que detrás de determinadas decisiones hay puestos de trabajo en peligro. «Las nuevas medidas del Govern llegan en un momento donde había una tímida recuperación económica por parte del sector», ha reprochado. Y es que a pesar de que el ejecutivo ha asegurado que no aplicará nuevas restricciones, el sector teme que las medidas planteadas ahora desalienten a los clientes de cara a Navidades.

Por otra parte, RCB ha señalado la ilegalidad que se puede producir a la hora de pedir el pasaporte COVID. «Una empresa privada no puede solicitar esta información, ya que se trata de una vulneración de la protección de datos». Con este argumento, Cusí le ha recordado a Armengol que no se puede decretar una norma que vaya contra una de rango superior. «Resultaría inaplicable».

Armengol quiere el certificado

Cabe recordar que el rechazo manifestado por RCB deriva de las declaraciones que hizo el miércoles Armengol, en las que apoyó la extensión de uso del a la hostelería. Por el momento, el certificado sólo es obligatorio en el ocio nocturno y en las residencias. No obstante, el Ejecutivo autonómico estudia el modo de aplicarlo. Además, la decisión deberá contar con el aval del Tribunal Superior de Justica de Baleares (TSJIB).

Armengol afirmó que siempre ha defendido la extensión del uso del pasaporte Covid. Según ella, «es la mejor medida para controlar los contagios en espacios complicados y de riesgo». En este sentido, dijo que se trata de una medida de control y no de restricción. «Trabajaremos junto a agentes sociales, ayuntamientos y consells insulares, para que la extensión del certificado se decida de manera consensuada y con aval de los tribunales». Precisamente, Armengol quiere evitar que el TSJIB tumbe la ampliación del como ha sucedido con el Superior del País Vasco.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.