Barbados abandonó este lunes la corona británica, convirtiéndose oficialmente en una república, durante una ceremonia en la que la Reina dejó de ser la jefa de Estado de la isla. Una noche en la que Rihanna se convirtió una de las grandes protagonistas.

La artista fue homenajeada en su país natal, durante la celebración institucional que rompía con los últimos restos del colonialismo británico, en la que estuvo presente el Príncipe Carlos de en representación de la corona británica.

La isla caribeña celebró su transición de monarquía a república después de cuatro siglos de la sumisión corona, en una ceremonia durante la cual, Sandra Manson, hasta ahora gobernadora general del país, se convertía en la nueva jefa de Estado.

Durante el discurso de la primera ministra, Mia Mottley, se nombró a Rihanna ‘heroína nacional de Barbados’. “En nombre de una nación agradecida y de un aún más orgulloso, les presentamos a la designada como heroína nacional de Barbados, la embajadora Robyn Rihanna Fenty”, expresó Mottley.

Y añadió: “Que sigas brillando como un diamante y que traigas honor a tu nación con tus obras, con tus acciones y que hagas méritos allá donde vayas”.

Rihanna, que ya había recibido el título de embajadora extraordinaria del país, se suma así al selecto grupo que forman otros diez conciudadanos nombrados héroes nacionales de Barbados. Tras la ceremonia, las cámaras captaron un afectuoso saludo entre el príncipe de Gales y la artista barbadense. Ambos se dedicaron una sonrisa y un apretón de manos durante el cual mantuvieron una breve conversación.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.