Rocío Flores ha compartido con sus seguidores su nuevo retoque estético. La joven es una gran fan de los tratamientos faciales, así como de mejorar su rostro con algunos retoques, y en esta ocasión ha querido mostrar estos retoques a través de Instagram.

Al contrario que otros rostros conocidos, la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’, no esconde su paso por las clínicas estéticas. Rocío Flores está muy orgullosa de los cambios que se ha realizado a lo largo de este tiempo, y en varias ocasiones ha mostrado el antes y el después de su rostro.

Ahora, la joven se ha vuelto a poner en manos de especialistas para someterse a unos nuevos retoques estéticos. En esta ocasión, se cree que ha sido una colaboración, debido a que ha sido la propia clínica la que ha subido las imágenes de los retoques a los que se ha sometido Rocío Flores.

En esta ocasión, Rocío se ha sometido a tres tipos de tratamientos diferentes, acudiendo a la famosa clínica madrileña para que le realizasen una rinomodelación, le inyectasen ácido hialurónico en los labios y tóxica botulínica en la frente.

«Quería hidratar sus labios y mejorar su nariz», se puede leer en la publicación de Instagram que ha compartido la clínica, en la que muestran los nuevos retoques a los que se ha sometido la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores. «Esta vez optamos también por un poquito de toxina botulínica para atenuar sus arrugas de expresión en la frente», añaden en la misma publicación.

De esta forma, Rocío ha conseguido cambiar la forma de su nariz sin necesidad de pasar por el quirófano. Además, se le han atenuado las pequeñas líneas de expresión de la frente y ha conseguido darle a sus labios un aspecto mucho más hidratado.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.