La aerolínea Ryanair ha sido condenada a indemnizar a un pasajero al que denegó el embarque por negarse a pagar un suplemento por subir su maleta de mano a cabina. En concreto, la compañía exigió al viajero que abonara 20 libras para poder llevar su equipaje consigo. De esta forma, el pasajero no pudo embarcar en el avión dado que se negó a pagar dicho suplemento para llevar con él la maleta. En ella, el cliente portaba material médico para tratar la enfermedad que padece. 

Margarita Poveda Bernal, juez del juzgado Mercantil de de Mallorca, ha estimado mediante sentencia que Raynair sólo puede cobrar un suplemento por transportar el equipaje en la bodega del avión, ya que se trata de un servicio que si que conlleva un coste, según informan varios medios. Poveda ha condenado a la compañía a indemnizar al pasajero con 278 euros.

Además, el fallo de la magistrada recoge que la aerolínea irlandesa no puede realizar un nuevo cargo a un pasajero por transportar una maleta en la cabina del avión.

Ryanair se excusa

En este sentido, Ryanair ha explicado que se negó a permitir embarcar al viajero afirmando que había comprado un billete, cuya tarifa no incluía la posibilidad de llevar equipaje de mano a bordo. Asimismo, la aerolínea ha matizado que el cliente sabía de antemano las condiciones de su billete.

Por ello, la aerolinea cree que si quería de montarse en el avión con un equipaje, aunque éste fuese de mano, debía abonar un importe de 20 libras de forma previa. Para concluir, Ryanair matizó que la firma dispone de una tarifa llamada priority mediante la cual los pasajeros pueden volar con dos bultos en cabina.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.