Para cerrar su trilogía sobre Los tres mosqueteros (1844), el escritor y novelista francés Alexandre Dumas creó el libro El Vizconde de Bragelonne, donde retrata a un personaje misterioso y auténtico, basado en la vida real, el Hombre de la Máscara de Hierro, quien fue durante casi 40 años prisionero del rey Luis XIV (1643). Múltiples teorías han surgido alrededor de la verdadera identidad del hombre misterioso y sobre sus posibles vínculos con el mismo rey. ¿Quién era realmente este personaje? A continuación, te ofrecemos unos interesantes datos.

Antes de las revelaciones de Dumas, Voltaire (1694) había relatado datos importantes en su afamada obra El siglo de Luis XIV. El escritor y filósofo fue encarcelado dos veces, lo que resultó en oportunidades para recoger las historias narradas por otros presos. Aunque nadie jamás vio el rostro del prisionero de la máscara de hierro, algunos lo describieron como un hombre “señorial y con gustos por tocar la guitarra”. Se sabe que, además, recibía buenas atenciones por parte de los carceleros.

De terciopelo y no de hierro

Durante años, el prisionero de la máscara de hierro atravesó distintas prisiones, desde Pignerol, Exiles y Saint-Marguerite. Gracias a un supuesto diario escrito por un carcelero de apellido Saint-Mars se cree que la máscara no era realmente hierro, sino de terciopelo. Y, además, comenta entre sus letras que al hombre se le conocía como Marchioli.Torreón

Torreón

Los secretos del rey Luis XIV

Intentar conocer más allá de lo que se veía sobre el prisionero misterioso podría significar la para la época. Su era prohibida. Una de las teorías sobre su identidad enigmática es que era hermano gemelo del rey Luis XIV, que por haber nacido minutos antes, se le consideraba mayor y, por tanto, el rey legítimo. Entonces, para adueñarse del trono, el también conocido como Rey Sol decide enviarlo a prisión, durante la década de 1680, cubriendo su rostro con una máscara para que nadie lo reconociera jamás.

Otra de las conjeturas de los historiadores es que la reina de Francia, Ana de Austria, tuvo un hijo ilegítimo y para resguardar las apariencias encarcelan al joven para que nunca revele la verdad.

El prisionero de la máscara de hierro tenía alrededor de 30 años cuando fue encarcelado, le gustaba vestir con volados, solo pudo comer a través de una abertura en la máscara hasta que murió en La Bastilla, una prisión de clase alta en Francia, en el año 1703. En su epitafio solo lee el seudónimo Marchioli.

La de este hombre inspiró distintas obras literarias, incluso en el cine, como la de 1998, protagonizada por Leonardo DiCaprio, El Hombre de la Máscara de Hierro. ¿Has visto esta película, conocías esta curiosa historia?

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.