Los expertos de Sanidad piden aplicar una batería de restricciones para las Navidades

Un año más, llega la en pandemia. Aunque este año hay una «proporción importante» de población vacunada, los contagios «continúan en aumento», lo que se une a la aparición de la variante ómicron, de efectos todavía inciertos.

Ante unas fechas en las que solemos juntarnos a comer o cenar con personas no convivientes en lugares cerrados, los expertos que asesoran a las comunidades autónomas en materia de Salud Pública remitieron a principios de diciembre a los responsables políticos un documento de recomendaciones en el que piden que la hostelería limite a 10 el número de comensales por mesa o que los asistentes a las cenas y comidas navideñas en casas se hagan antes un test de antígenos. Todo ello, ante el crecimiento de los contagios que ya se empiezan a sentir en los hospitales.

La vuelta a la limitación de comensales y la recomendación de hacerse una prueba de antígenos antes de una cena forman parte de la propuesta que ha elaborado la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta «para la celebración de las fiestas navideñas». En concreto, pone el foco en «las reuniones de familiares y las actividades con allegados no convivientes, principalmente en lugares cerrados», que tan habituales son en y que figuran dentro del «ámbito social», que los expertos señalan como uno de los «principales» en la transmisión del virus.

Al margen de las medidas que cada comunidad ponga en pie dentro de sus competencias, la Ponencia plantea recomendaciones que los expertos consideran que deberían aplicarse en de forma coordinada. La mayoría de ellas tendrían carácter general, ya que la mayor parte del país está en riesgo medio de riesgo -con una incidencia que supera los 300 casos por 100.000 habitantes pero con ocupaciones de camas de hospital o de UCI inferiores al 10% y el 15% respectivamente-, y también figuran medidas específicas para las autonomías que ya están en nivel de riesgo alto, que actualmente son seis -Navarra, Aragón o Castilla y León, Cataluña, y La Rioja- dado que la ocupación de sus UCI supera ya el 15%. De aprobarse el documento, podrían aplicarse en ellas recomendaciones como reducir a la mitad el aforo de restaurantes y discotecas y adelantar la hora de cierre. Para el nivel 4 o de riesgo muy alto, finalmente, los expertos recomiendan cierres de bares y locales interiores, por ejemplo.

Segunda noche en Austria con los no vacunados confinados en sus casas y parece que la medida surte efecto. Vuelven las colas a los centros de vacunación, y hasta se ha habilitado la mítica catedral de San esteban. Lo mismo ocurre en Alemania que supera ya los 300 casos por cada cien mil habitantes. En el aire están los tradicionales y turísticos mercadillos de Navidad del país. Más de 16.000 casos diarios tienen en Países Bajos. Aquí los comercios cierran a las seis. Bares y restaurantes a las ocho. Y se limitan las reuniones a cuatro personas. Y así seguirán tres semanas, el objetivo es salvar la Navidad. Francia ha visto cómo sus contagios subían un 40% en la última semana. Por lo pronto, los alumnos vuelven a llevar mascarilla en las aulas. Desde hoy, los trenes en Italia están autorizados a parar si un pasajero muestra síntomas de Covid. El vagón tendrá que ser desinfectado. En Bulgaria preocupa que sólo el 23% de la población tenga la puta completa y eso que ostenta una de las tasas de mortalidad más altas del mundo.

10 por mesa y antígenos

En cuanto a las recomendaciones generales, los expertos de Sanidad piden «limitar el número de participantes» en el «ámbito familiar y social» y recomiendan no asistir a las reuniones navideñas ante cualquier síntoma catarral o gripal, si se ha dado positivo por Covid, si se está esperando de una prueba de diagnóstico o si se está en cuarentena o aislamiento.

Si no se dan estos supuestos, la Ponencia recomienda que los asistentes se hagan previamente un autotest de antígenos, aunque apuntan que «un negativo del test no excluye la infección». Si es positivo, recuerdan que debe confirmarse con un PCR u otro antígeno en un centro sanitario.

En los restaurantes, recomiendan que no se sienten más de 10 personas por mesa y que entre los comensales medie una distancia de 1,5 metros, además de «garantizarse» una ventilación adecuada. Asimismo, se recomienda «la prohibición del consumo en barra».

Por lo que respecta a las residencias de mayores, recomiendan que tanto los residentes que salgan de ellas en como sus trabajadores se hagan una prueba de diagnóstico a su regreso. El documento contempla que «visitantes o participantes en actuaciones» se realicen antes un autotest de antígenos y «se desaconseja expresamente» ir en caso de tener «cualquier síntoma».

Límites a las cabalgatas, desfiles…

Por lo que respecta a otras celebraciones propias de la Navidad, la Ponencia piden a las autoridades que aseguren que en los lugares donde se vayan a celebrar cabalgatas o desfiles «se asegure» que no suponen «un riesgo de aumento de transmisión» y que solo se celebren en lugares donde se pueda controlar el acceso y evitar aglomeraciones.

Los expertos de Sanidad piden aplicar una batería de restricciones para las Navidades

Las celebraciones religiosas como la Misa del Gallo se podrán realizar siempre que se garantice la distancia de seguridad, que los asistentes usen la mascarilla y que hay una ventilación adecuada. Para más seguridad, piden «limitar el contacto físico entre las personas» y «suprimir objetos a ‘besar'», como las figuras del niño Jesús que suelen venerarse en estas ceremonias.

La mascarilla, la higiene de manos frecuente, la distancia física, la máxima ventilación, minimizar el número de contactos o el «me quedo en casa» ante la aparición de síntomas, un positivo o un contacto positivo son las seis reglas que los expertos insisten que deben observarse en todas las circunstancias, también esta Navidad, y proponen que se incremente la frecuencia del transporte público «para disminuir las aglomeraciones».

Los expertos de la Ponencia de Alertas elevaron esta propuesta al nivel político -de directores generales de Salud Publica- y ahora la Comisión de Salud Pública tiene dos citas para revisarla de aquí a la Navidad: en su reunión prevista para este jueves o en otra la semana que viene. Fuentes del Ministerio de Sanidad apuntan que todavía queda tiempo para abordar esta cuestión, mientras que entre los propios expertos reina la cautela porque en ocasiones anteriores los responsables políticos ya han desechado sus propuestas.

Reducciones de aforo y cierres

Además de estas medidas más livianas correspondientes con los niveles de riesgo bajo y medio, los expertos endurecen sus recomendaciones si, como ya ocurre en seis comunidades, el aumento generalizado de los contagios se deja notar ya en los hospitales y se entra en nivel de alerta 3. En el caso de estas seis comunidades, se debe a que la tasa de ocupación de UCI ya supera el 15% con enfermos por coronavirus.

Fiscalía vasca avala el uso del pasaporte covid para toda la hostelería, estadios, gimnasios, hospitales y residencias

Así, para territorios en riesgo alto, la Ponencia propone que en las reuniones familiares no puedan juntarse más de 10 asistentes, pertenecientes a un máximo de dos grupos de convivencia, que las cenas de empresa se limiten a un máximo de seis personas y que el aforo en las celebraciones religiosas y de cabalgatas y otros eventos navideños multitudinarios se reduzca a un 50%.

En los establecimientos hosteleros de lugares en riesgo algo, la Ponencia recomienda limitar a la mitad su aforo, que no se permitan más de seis personas por mesa y el cierre a las 23 horas. En el ocio nocturno, el aforo también debería ser del 50% y un límite de seis personas por mesa, con el cierre a la una de la madrugada y la prohibición de consumir en barra.

Los comercios también deberían ver reducido su aforo a la mitad y cerrar «las zonas comunes no esenciales».

Cierre de locales

En el caso de que alguna comunidad llegara al nivel de riesgo muy alto -una incidencia a 14 días superior a 500 y ocupación hospitalaria mayor al 15% o de UCI superior a 25%-, la Ponencia de Alertas «desaconseja» las cenas de empresa y pide la «no celebración» de eventos navideños, así como el «cierre» del ocio nocturno y de los espacios interiores de la hostelería.

En ese caso, las reuniones familiares deberían ser solo de seis personas de un sólo grupo de convivencia, las celebraciones religiosas deberían ser al 25% del aforo y los comercios solo podrían abrir al 50% del aforo.

Allspain.info — últimas noticias en España y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, tecnología y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio, turismo y viajes. Actualización diaria. ¡Todo es más importante aquí!

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.