Los peligros del sexting: cómo practicarlo sin riesgos

Seguro que en alguna ocasión has oido hablar del termino sexting. Es una práctica en la que se mezcla la y nuestra propia sexualidad.

Consiste en el envío mediante herramientas de comunicación de imágenes y contenido propio subido de tono o directamente explícito. En otras palabras, enviar  fotos y videos propios hacia otra persona, además de recibirlos. Una práctica que sirve para subir muchos grados la entre dos personas que, o bien no se conocen, o que, de hacerlo quieren ir un paso más allá.

Sexting, una manera de ir más allá

El sexting siempre se ha practicado de una forma o de otra. ¿O acaso no era sexting esa foto sugerente que enviabas a tu novio que estaba haciendo la mili? Sin embargo, ahora es mucho más rápido, permite la comunicación en tiempo real y toda una serie de ventajas. Por ejemplo, envío de videos de calidad o fotos con excelente definición.

Pero queda claro que el sexting siempre entraña riesgos. Desde el momento que envías un contenido a alguien, aunque sea a tu pareja, pierdes totalmente el control sobre él. Puede comenzar a viralizarse o emplearse para obtener dinero o favores de otro tipo, un chantaje en toda regla.

Por eso, y aunque cuando se practica sexting siempre es difícil mantener el control, debemos tener muy claro qué es lo que estamos enviando y a quien. Sabemos que ay personas que jamás nos traicionarían, pero nunca se sabe hasta dónde se puede llegar.

Por eso, nunca envíes ningún contenido del que más adelante te puedas arrepentir. Siempre hay formas de calentar el ambiente que no necesariamente pasan por ser demasiado explícitas.

El sexting con personas desconocidas implica generalmente mayores riesgos que hacerlo con alguien de nuestro círculo. Por eso, siempre es conveniente ir poco a poco, midiendo nuestros pasos y teniendo en mente que vernos en un problema si esa otra persona decide hacer público lo que es privado.

Cómo protegerse practicando sexting

En primer lugar, evita enviar contenidos en los que se vea tu rostro o en los que se te pueda llegar a identificar. Tampoco dejes que se sepa cuál es tu ubicación o domicilio. Practicar sexting con conocidos puede ser siempre más seguro, pero tampoco bajes nunca la guardia.

Una buena forma de protegerse es utilizar apps como Telegram o WhatsApp. la razón es bien simple, permiten el envío de contenido que solo puede ser visto una vez. De esta forma, se reducen notablemente las posibilidades de que nos extorsionen.

Y ya lo sabes, si por cualquier avatar del destino empiezas a recibir amenazas o te chantajean, 091 0 0 062. Nunca te pliegues a los deseos de nadie, la mejor forma de cortar estos intentos de extorsión es siendo implacable con ellos.

Allspain.info — últimas noticias en y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio, turismo y viajes. Actualización diaria.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.