¿Qué ocurre si tengo el ácido úrico alto?

El úrico es una sustancia que el propio organismo genera de forma natural tras el proceso de descomposición de purinas, aunque también puede aumentar su nivel en el organismo por la ingesta de determinados ricos en purinas. Normalmente, el cuerpo desecha de forma equilibrada esta sustancia, pero cuando se produce un exceso de úrico en el organismo, aumenta el riesgo de desarrollar diferentes afecciones de salud, siendo necesario establecer un tratamiento adecuado para su reducción.

Contar con niveles demasiado altos de ácido úrico en sangre se denomina hiperuricemia. Cuando este fenómeno tiene lugar, es importante establecer un tratamiento cuanto antes que permita reducir los niveles de esta sustancia en el organismo.

Una de las características más importantes de la hiperuricemia es que no se manifiesta a través de síntomas concretos. Por tanto, la única manera de diagnosticar unos niveles altos de esta sustancia es mediante una prueba en sangre.

En este sentido, las personas con una mayor tendencia a la hiperuricemia y al desarrollo de gota, deben realizar un control más estricto sobre su alimentación. Y es que determinados y bebidas contribuyen de forma clara a aumentar los niveles de úrico en sangre.

que aumentan el úrico

Por lo general, las principales fuentes de purinas son las vísceras, marisco, variedades de carne roja y algunos pescados grasos. Además, algunas legumbres también contienen una proporción moderada de esta sustancia que puede provocar un aumento de los niveles de ácido úrico en el organismo.

Alimentos ricos en purinas
ricos en purinas

Igualmente, algunas bebidas, especialmente las alcohólicas, como la cerveza, vino y otras de mayor graduación, también contribuyen a elevar los niveles de ácido úrico en el organismo.

Concretamente, los más elevados en purinas son hígado de ternera, sardinas en aceite, hígado vacuno, arenque, carne picada de ternera, salmón, truchas, riñón de vacuno y variedades de marisco.

Problemas del ácido úrico alto

La principal consecuencia de contar con niveles de ácido úrico altos es el desarrollo de una conocida como gota, caracterizada por la acumulación de purinas en las articulaciones y dedo gordo del pie, causando dolor e hinchazón.

Además, la gota supone un mayor riesgo para el desarrollo de diabetes, ictus y otras enfermedades relacionadas con el corazón. Por tanto, la hiperuricemia también constituye un factor de riesgo cardiovascular por sí solo.

Igualmente, tal y como informan los profesionales de ‘MedlinePlus‘, contar con unos niveles de ácido úrico demasiado elevados en sangre puede derivar en el desarrollo de cálculos renales.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.