Las hierbas aromáticas y especias también pueden ser consideradas un para la , más allá de otorgar un mayor sabor a las elaboraciones culinarias. Así, lo asegura un estudio publicado en el ‘American Journal of Clinical Nutrtition

En concreto, este estudio de alimentación controlada asegura que condimentar los con 6,5 gramos o unas tres cucharaditas de hierbas y especias al día están relacionados con una disminución de la presión arterial al cabo de cuatro semanas.

Los principales autores de este trabajo de investigación son Penny Kris-Etherton, catedrática de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Evan Pugh, y Kristina Petersen, profesora adjunta de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Tecnológica de Texas, en Estados Unidos, y coinvestigadora principal del estudio durante su estancia en la Universidad Estatal de Pensilvania.

 

Un hallazgo sorprende y un saludable

Respecto a los resultados obtenidos, Kris-Etherton señala que «añadir hierbas y especias a la comida es una gran manera de añadir sabor sin añadir sodio, azúcar o grasas saturadas adicionales. Y, si vas un paso más allá y añades estos condimentos a alimentos que son realmente buenos para ti, como las frutas y las verduras, puedes obtener potencialmente aún más beneficios para la al consumir ese producto extra».

Especias
Especias –

En la actualidad los investigadores científicos sigue trabajando en busca de posibles métodos para mejorar la del corazón y la presión arterial. Y es que las enfermedades cardiovasculares, cardiopatías, diabetes tipo 2 y accidentes cerebrovasculares, siguen siendo una de las principales causas de muerte.

Así, los autores de este estudio han comprobado como las hierbas y las especias son un auténtico superalimento para reducir la presión arterial y disminuir el riesgo de accidente cardiovascular.

Esto es así porque una de las mejores formas para prevenir la presión arterial elevada es moderar el consumo de sodio. Una opción es sustituir especias y hierbas en lugar de la sal para condimentar los alimentos.

Con todo ello, los principales autores de este estudio, nutricionistas cualificados, partían con el objetivo de conocer como podría afectar el consumo de hierbas y especias a la del corazón. Y han encontrado un ideal al respecto.

Resolución del estudio

En dicho trabajo de investigación participaron un total de 71 personas que presentaban factores de riesgo de enfermedad cardíaca. De esta forma, los individuos recibieron una dieta baja, moderada y alta en especias y hierbas, con un periodo de cuatro semanas cada una de ellas.

Los investigadores analizaron los posibles cambios durante cuatro semanas y tomaron una muestra de sangre al principio del estudio y después de cada período de dieta.

Las dosis incorporaban una mezcla de hasta 24 hierbas y especias diferentes, como la albahaca, canela, tomillo o cúrcuma, entre otras. Todas estas dosis estaban diseñadas de forma específica para simular el modo en el que las personas consumen diferentes hierbas y especias a lo largo del día. Finalmente, la utilización de esto ofreció unos resultados interesantes.

PUBLICIDAD

Después de consumir la dieta alta en hierbas y especias, los investigadores comprobaron que los participantes presentaban una presión sistólica más baja que después de realizar la dieta con la dosis media de estos superalimentos.

Como conclusión, el autor Kris-Etherton señala que «reo que es realmente significativo que los participantes consumieran una dieta americana media durante todo el estudio y que, aun así, obtuviéramos estos resultados. No disminuimos el sodio, no aumentamos las frutas y verduras, sólo añadimos hierbas y especias. Lo que nos lleva a preguntarnos que si modificamos la dieta de estas maneras cuánto mejorarían los resultados».

Así, los resultados de este revelador estudio señalan que en el futuro podrían ayudar a guiar futuras recomendaciones en la alimentación, incluso reduciendo el consumo de sal o azúcares añadidos.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.