Pese a haber estado dos días en El Cairo (Egipto), no ha encontrado ni un minuto para dedicar al grupo de periodistas españoles que le han acompañado en su viaje empresarial. Y eso que para Moncloa era «muy importante».

El enfado de los representantes de los medios de comunicación era evidente este miércoles por la tarde, tras el acto del presidente en la Liga Árabe, y comprobar que tampoco ahí atendía a las radios, televisiones y periódicos que han invertido más de mil euros para hacer la cobertura de la visita oficial.

Da la casualidad que se trata de un viaje que ya se suspendió en agosto, cuando también se preveía viajar a Kenia, por culpa de la crisis de Afganistán. Para varios medios, la inversión en el desplazamiento ha sido mayor ya que entonces perdieron gran parte de lo que pagaron en billetes de avión. La Secretaría de Estado, pese a que fue la responsable del aplazamiento a pocas horas de emprender el viaje, no ha ofrecido a los periodistas acreditados en agosto viajar en el avión oficial.

Moncloa había organizado este desplazamiento para atraer inversiones a España. Una misión empresarial en la que ha viajado acompañado en el avión presidencial de directivos de empresas como Airbus, Aqualia, CAF, Escribano Mechanical & Engineering, Ignis, Indra, Navantia, Siemens, Talgo, Técnicas Reunidas, Thales, la CEOE y la Cámara de Comercio España.

Las 48 horas que ha estado en El Cairo las ha dedicado a sacar pecho de su gestión pese a los malos datos que ha ofrecido hoy la OCDE. En una comparecencia sin preguntas, al lado del presidente del país anfitrión, el jefe del Ejecutivo español ha alardeado de haber regalado más de 4 millones de vacunas a Egipto.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.