Sánchez tiene prisa: gastará el 90% del rescate antes de ir a votar en 2023 frente al 55% de Alemania

El de Gobierno, Pedro Sánchez, tiene prisa por gastarse las subvenciones del rescate europeo, más de 77.000 millones de euros en transferencias directas. España será la gran de Europa que más pronto se gaste esa parte del rescate: la Comisión Europea estima que antes de que acabe 2023 habrá consumido ya el 90% del dinero, similar a Francia, pero muy superior al 70% de Italia y al 55% de Alemania.

Esto significa que, en función de lo que recibirá cada país, la inyección de fondos en la española será de casi 70.000 millones en los próximos tres años, frente a los 57.000 millones que utilizará Italia o los 35.000 millones de Francia. Alemania gastará unos 16.000 millones según las previsiones que maneja la Comisión.

Se da la circunstancia de que a finales de 2023 tienen que celebrarse elecciones generales en España, si no hay adelanto electoral y el de coalición entre PSOE y se mantiene. Para entonces, el actual Ejecutivo habrá consumido la gran mayoría de los fondos y dejará sin subvenciones europeas a un nuevo hipotético Gobierno del PP -según las encuestas actuales sería el vencedor de esos comicios y podría gobernar con Vox-.

En cualquier caso, las prisas de Sánchez no le van a servir según las previsiones de todos los organismos nacionales e internacionales para dar un vuelco a la española. Según la Comisión Europea, España va a ser el país europeo que más tarde va a recuperar el nivel de riqueza previo a la crisis del coronavirus, pese a los anuncios de Sánchez de que España iba a liderar la recuperación en Europa.

España no recuperará el nivel de PIB previo a la crisis hasta el primer trimestre de 2023, último de Europa, y a finales de ese año sólo habrá crecido más que Portugal. Sánchez se presentará por tanto a los comicios a finales de 2023 como el de la más rezagada de Europa -como se ve en el gráfico del último informe de la Comisión- pese a haber gastado la práctica totalidad de las transferencias europeas.

Tampoco le va a servir a Sánchez gastarse todo el dinero de las subvenciones para salir del farolillo rojo europeo en materia de empleo. La previsión de la Comisión es que España sea a finales de 2023 el segundo país con la tasa de paro más alta, sólo por delante de Grecia. En cuanto al déficit, estará también por encima del 4%, más de un punto por encima del límite marcado por la del -3%.

Préstamos

Para la siguiente legislatura quedarán para el Gobierno que salga de las urnas apenas 7.000 millones de euros, si se cumplen las previsiones de la Comisión, y el resto del rescate, en formato de préstamos que hay que devolver. A España le corresponde otros 63.000 millones de euros en concepto de préstamos hasta alcanzar la cifra de los 140.000 millones.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.