No es ningún secreto que, poco a poco, ‘Servir y proteger’ continúa cosechando grandísimos éxitos en La 1 de Televisión Española. El pasado viernes 26 de noviembre tuvimos la oportunidad de disfrutar del capítulo 1098 donde, entre otras cuestiones, vimos cómo Ginés Pozo y Fernando Quintero conseguían llegar a un acuerdo.

Después de todo, por fin hemos podido ver lo que sucede en el episodio 1099 de ‘Servir y proteger’. Somos partícipes de cómo Martina y Rubén, a pesar de todo, continúan recibiendo presiones por parte del mafioso. Es más que evidente que Ginés Pozo pretende quedarse por una temporada en Madrid.

Por si fuera poco, finalmente ha cerrado ese primer pedido de armas a Fernando Quintero. Martina, por su parte, ha visto cómo los dos tenían una reunión en plena calle, por lo que ha atado cabos. Más tarde, cuando Víctor Salas trata de animarla, la dueña de la inmobiliaria le recrimina que su jefe esté trabajando con quien lleva dos años extorsionándola.

Después de todo, Martina exige a Víctor que le haga saber a qué se dedica exactamente. En la comisaría de Distrito Sur, mientras tanto, siguen avanzando en la criba de denuncias sobre todas aquellas desapariciones que están sin resolver. Y es que, entre todos estos nombres, podrían estar los de algunos sicarios de Argos.

Iván logra clasificarlas para, de esta manera, hacer más rápido el trabajo. Claudia Miralles, Emilio Bremón y Antonio han tomado la decisión de cenar juntos. La comisaria pregunta a su excompañero sobre las reuniones que está teniendo con Vega, por lo que termina confesando que ha empezado una relación con ella.

Espe trata de convencer a Sheila para que visite a su madre, pero la joven se niega a hacerlo. Ginés Pozo ha logrado provocar a Víctor Salas en el Moonlight, por lo que acaban teniendo un fortísimo enfrentamiento frente a Néstor y Lidia, policías de Distrito Sur. No te pierdas los próximos capítulos de ‘Servir y proteger’, cada tarde de lunes a viernes, en La 1 de Televisión Española.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.