Sopa lionesa, receta casera

La sopa lionesa forma parte de una tradición gastronómica francesa que puede remontarse a tiempos de los romanos. Aunque la sopa de cebolla aparezca registrada por primera vez en Le Viander, un libro de escrito por Guillaume Tirel en el siglo XIV, es posible que fuera un plato común entre los soldados romanos, sobre todo para calentarse en invierno. La sopa se popularizó durante el reinado de Luis XV, y se atribuye su fama entre los nobles debido al rey de Polonia, Estanislao Leczinski, que además era suegro del rey francés, quien habría probado esta sopa camino a Versalles en una fonda, quedando cautivado por su delicioso sabor.

La que ofrecemos a continuación está inspirada en la del chef lionés Paul Bocuse (1926-2018), fundador de la nouvelle cuisine, considerado el mejor chef del siglo XX y uno de los más relevantes de la historia de la gastronomía mundial.

Ingredientes:

  • 2 cebollas blancas
  • 1 diente de ajo
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 litro de caldo de carne
  • 6 rebanadas de baguette o pan de pueblo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de brandy
  • 100 gramos de queso gruyere (o emmental)
  • Sal
  • Pimienta
  • Cómo preparar la sopa lionesa:

    1. Cortar las cebollas en juliana muy fina. Picar en brunoise el diente de ajo.
    2. Colocar en una cacerola la mantequilla y el aceite de oliva; mezclar a fuego lento.
    3. Aumentar el fuego y agregar las cebollas, y un poco después el ajo.
    4. Salpimentar al gusto, bajar el fuego y remover hasta que las cebollas se ablanden.
    5. Si no son cebollas dulces este es un buen momento para agregar una cucharadita de azúcar, para caramelizarlas.
    6. Añadir la cucharada de brandy y dejar que se evapore mientras se remueve.
    7. Agregar el caldo de carne, dejar que hierva y luego mantener en fuego mínimo, durante unos 20 minutos.
    8. Poner a punto de sal el conjunto. Se podrían en este punto agregar algunas especias, como podría ser el caso del comino molido.
    9. Apagar y servir en 2 cuencos refractarios, poner una capa de en la superficie de la sopa, colocar las rebanadas de pan y poner más encima.
    10. Precalentar el horno a 200° C e introducir los cuencos.
    11. Esperar unos 6 minutos y retirar del horno cuando el pan y el comiencen a dorarse. Siempre con cuidado de que no se tuesten demasiado. Sopa gratinada

    Prepara esta de sopa lionesa en un día frío, recreando así una tradición culinaria que ha hecho de varios ingredientes humildes, como el pan y la cebolla, protagonistas de una receta que siempre te dejará con comensales agradecidos.

    De la sopa de cebolla Alejandro Dumas afirmaba en Los tres mosqueteros (1844) que era “una sopa muy querida de los cazadores, gente de mala vida y venerada por los borrachos”. Hoy es venerada por todos.

    Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

    Добавить комментарий

    Ваш адрес email не будет опубликован.