Carlos Cuesta te explica el motivo por el que los pensionistas siguen perdiendo poder adquisitivo pese al escudo social que Sánchez pretender vender.

Este lunes se ha conocido que el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,4% en noviembre en relación al mes anterior y situó su tasa interanual en el 5,6%, dos décimas más que en octubre y su nivel más alto en 29 años. En la antesala de , el INE apunta que en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la alimentación y, en menor medida, de los carburantes y lubricantes para personales, en contraste con los descensos que experimentaron en noviembre de 2020.

Un alza de la infación que tiene su efecto directo en los consumidores. En el caso de los pensionistas, la subida en los precios de productos básicos -como el aceite o la carne- es seis veces mayor de lo que el Ejecutivo socialista incrementó sus prestaciones al inicio de este año, cuando se estimó que el IPC para este 2021 sería del 0,9%. Así, los jubilados no paran de perder poder adquisitivo con .

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.