Teresa Rodríguez se ofrece como candidata a la Junta pese a asegurar que sólo estaría 8 años en política

La líder de Adelante y diputada no adscrita en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez, se ha mostrado dispuesta a repetir como candidata a la Presidencia de la Junta en las próximas elecciones autonómicas pese al compromiso ético adquirido de no permanecer en el mismo cargo público durante más de ocho años.

Rodríguez ha expuesto este miércoles su intención de solicitar reincorporarse a su puesto de trabajo como docente y compaginar dicha tarea con su labor como diputada. En 2015, la ex de Podemos aseguraba: «Volveré a ser profesora en 8 años. Si no, no podré saber cómo vive la gente. Es uno de los compromisos éticos de los dirigentes de Podemos. Quiero estar controlada por los ciudadanos, no me quiero convertir en la sombra de lo que somos». Ya en 2020, incidió en la misma idea en redes sociales: «Llevo cinco años y no estaré más de ocho».

En la misma línea, el alcalde de y pareja de Rodríguez, José María González ‘Kichi’, repetirá de nuevo como candidato a la Alcaldía pese a asegurar que su mandato no se prolongaría más allá de dos legislaturas.

La «discriminación» del sector público

En una en 7 TV recogida por Europa Press, la también líder de Anticapitalistas en ha asegurado que «las circunstancias ha sido un poco excepcionales» y que si así se lo plantea su grupo, estará al frente de la organización en los comicios regionales del próximo año.

Rodríguez ya aspiró al Palacio de San Telmo en los comicios de 2015 con y en 2018 al frente de una coalición de Podemos, IULV-CA y formaciones andalucistas denominada Adelante Andalucía, con la que obtuvo 17 escaños en la Cámara andaluza.

«Durante el último año no hemos podido hacer política porque se nos ha eliminado el grupo parlamentario y todos los recursos posibles para desarrollar nuestras políticas y hemos estado sistemáticamente silenciados. Merecemos la oportunidad de seguir implementando nuestro proyecto», ha defendido Rodríguez.

Respecto al cumplimiento del compromiso ético de que «una persona no debe estar más de ocho años viviendo de la política», Rodríguez ha asegurado que su voluntad es solucionar ese «conflicto solicitando de forma inmediata la posibilidad de incorporarme a mi puesto de trabajo» como profesora de Educación Secundaria «incluso ejerciendo de diputada».

«Lo tienen otras comunidades autónomas y en se hace si se trabaja en el sector privado. Aquí se ponen muchas limitaciones a eso si se trabaja para el sector público, pero con un recurso al Constitucional estoy convencida de que está ganado porque la situación es de clara discriminación de la gente del sector público», ha añadido antes de lamentar que el Parlamento andaluz no permitiese compatibilizar la labor docente con el escaño a su compañero José Ignacio García mientras que «a quien tiene un bufete de abogados o un privado sí se le permite compatibilizar sus labores de representación con su trabajo».

En su opinión, reincorporarse a su actividad como docente y compatibilizarlo con un escaño en el Parlamento andaluz «incluso puede tener un valor añadido por el hecho de no haber perdido pie tanto tiempo, porque yo creo que se pierde pie si se está mucho tiempo fuera de tu puesto de trabajo y de la situación que se está viviendo por abajo en Andalucía», ha zanjado.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.