Las recomendaciones de la DGT para conducir con un temporal de nieve

Las recomendaciones de la DGT para conducir con un temporal de nieve

Estamos de lleno en la operación retorno de el puente de diciembre. Se avecina un temporal de nieve hoy, miércoles 8 de diciembre y la Dirección General de Tráfico no ha tenido más remedio que instar a los a que adelanten sus de vuelta ante las previsiones de nieve.

Conducir con nieve y hielo es algo realmente complicado, así que conviene tener en cuenta una serie de consejos prácticos. Es muy probable que el temporal de nieve de este 8 de diciembre tiña de blanco algunas de las comunidades autónomas del norte. Por eso, es importante llevar a cabo los consejos de la DGT. ¿Cuáles son? Te los explicamos.

Cadenas o neumáticos de invierno

En caso de que las carreteras se tiñan de blanco, es probable que al mismo tiempo, el asfalto cuente con una gran cantidad de hielo que provoque accidentes. Por eso, la DGT recomienda tener Cadenas o neumáticos de invierno que se agarren a la nieve y eviten finales trágicos en la carretera.

Utilizar marchas largas

Como resulta lógico, al conducir con nieve y hielo hay que reducir la velocidad. Pero lo que muchos conductores no saben es que se debe circular con la marcha más larga posible para así no perder adherencia al traccionar. Por lo tanto, si puedes ir en quinta en vez de en cuarta, mucho mejor. Ahora bien, a la hora de bajar un puerto de montaña hay que hacer justo lo contrario: poner una marcha más corta para que así el motor retenga el coche. ¿Y al arrancar? Los expertos indican que en caso de condiciones meteorológicas adversas hay que hacerlo en segunda en vez de en primera.

Atento a paneles de mensaje variable

La atención en carretera es fundamental al conducir, pero más si estamos de lleno en un temporal de nieve. Y es que, en ocasiones importantes estos paneles de mensaje variable pueden sacarte de muchos apuros.

Observar la carretera

Durante la noche los termómetros caen por debajo de los cero grados, así que es importante prestar especial atención a la carretera. Hay que tener cuidado con las zonas situadas bajo puentes y áreas sombrías porque es donde mayor probabilidad de hielo existe. Si el asfalto está brillante, ¡mucho cuidado!

Luces encendidas

¿Es necesario llevar las luces encendidas aunque sea de día? La respuesta es sí. La Guardia Civil indica que las luces diurnas mejoran considerablemente la visibilidad y, por lo tanto, hacen que la conducción sea mucho más segura. Ahora bien, es esencial regular las luces ya que si hay nieve o hielo en la carretera pueden crear una especie de parábola luminosa y deslumbrar al resto de conductores.

Aumentar la distancia de seguridad

Por supuesto, hay que aumentar la distancia de seguridad ya que el vehículo necesita más espacio para frenar. En condiciones de nieve y hielo el vehículo no frena con la misma precisión y rapidez, así que es importante que la distancia de seguridad sea mayor para poder reaccionar ante cualquier situación de peligro o imprevisto. Adelantar está totalmente desaconsejado, así como realizar giros bruscos porque los neumáticos pueden perder agarre.

Evitar el sobreviraje

Se denomina sobreviraje a cuando el conductor pierde el control del eje trasero de su vehículo, de forma que éste se desliza. Si no se puede evitar, hay que saber cómo actuar. Lo primero es levantar el pie del acelerador y del freno, y girar el volante en la misma dirección en la que se está desplazando el eje trasero. Si aún así el coche continúa virando sin control, lo que hay que hacer es pisar el pedal del freno para reducir la velocidad de trayectoria y que los daños en caso de colisión sean menores.

Pisar el freno suavemente

En ningún caso hay que pisar el pedal del freno con brusquedad, sino de forma suave. De lo contrario, los neumáticos podrían bloquearse y empezar a patinar sobre la carretera. Otro consejo práctico a tener en cuenta es el de frenar con las ruedas rectas porque así las probabilidades de perder el control del vehículo se reducen notablemente.

Qué hacer al quedarse atrapado

A pesar de tomar todas las precauciones, puede suceder que el vehículo se quede atrapado por la nieve. Lo primero y más importante es ser previsor antes de emprender el viaje. En estas fechas hay que llevar en el vehículo agua, alimentos, linterna, batería recargable y ropa de abrigo. Además, es esencial llevar el coche lo  más lleno de combustible posible porque así, en caso de retención, es posible mantener el vehículo en marcha y la calefacción encendida.

Cuando el temporal de nieve pilla en carretera, el gran consejo de los expertos es el de permanecer en el interior del vehículo. Conviene no retirar la nieve porque crea el conocido como «efecto iglú», que mantiene la en el interior. Por supuesto, hay que optimizar los recursos porque nadie sabe el tiempo que va a durar el atasco.

Estos son los principales consejos para conducir con nieve y hielo.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.