La fusión de PSA y FCA para dar paso al gigante de la automoción Stellantis -capitaneado por Carlos Tavares- ha embarcado a Alfa Romeo en una nueva etapa. Apoyado por un importante aumento de la financiación -30 billones de euros-, el fabricante automovilístico italiano apuesta por la modernización y la electrificación del 100% de su gama en 2027, pero promete que lo hará sin olvidar su ADN: el diseño y la sobre cuatro ruedas. Características que son la columna vertebral de la firma y que están en manos de un español, Alejandro Mesonero, que apuesta por «aportar una fuerza visual más potente para impulsar el atractivo de los productos».

Mesonero se mudó a Italia el pasado 1 de julio tras poner fin a su aventura francesa con el Grupo Renault, en el que entró para impulsar el crecimiento y la evolución de Dacia en el mercado, para cumplir uno de los objetivos de Stellantis; que Alfa sea la principal protagonista de su división de fabricantes premium -junto a DS y Lancia-. En un encuentro con los medios de comunicación, el Head of Alfa Romeo Design ha confesado que Tavares le llamó hasta en dos ocasiones para que capitaneara el diseño de la marca: «Una oportunidad así sólo sucede una vez en la vida», añade.

En tan sólo cinco meses, Mesonero ya ha contratado a 12 personas para potenciar el departamento de diseño de Alfa Romeo y enfocarlo hacía el camino de la electrificación y la modernización de la marca. «Me he encontrado que hay que reforzar la estrategia, el diseño, el ADN y el equipo, que ya estaba bien, pero necesitaba cantidad», recala el diseñador de madrileño. Tan fuerte ha entrado en la famosa escudería italiana que asegura que «en dos años ya se conocerán proyectos que salen 100% de mis manos». «Tavares me esta dando mucha libertad para elaborar mis diseños», añade.

En 2027 será una marca 100% eléctrica

Preguntado por la estrategia de electrificación de la firma italiana, el Head of Alfa Romeo Design ha explicado que «la marca está trabajando en ello y en el año 2024 presentaremos nuestro primer coche 100% eléctrico y en el 2027 toda la gama será de cero emisiones con un lanzamiento cada año». Este es inevitable, pero muy necesario para la supervivencia de la marca en el mercado. La electrificación comenzará en junio 2022 con la llegada del nuevo Tonale, pero a partir de ese momento los híbridos enchufables y eléctricos no pararán de crecer.

No obstante, el fabricante no quiere olvidar algunas señas de identidad de los motores de combustión y está estudiando la incorporación de unas vibraciones -no un ruido- para que el cliente no pierda una de las mejores sensaciones a la hora de montar en un coches. «Os lo digo ya, no vamos a imitar un coche térmico, sería un poco fake eso, pero sí que habrá un sonido», recalca.

«Desde Alfa Romeo apostamos por mejorar la atractiva de los productos, que una persona normal que vaya andando por la calle vea uno de nuestros modelos, se gire y diga guau. No quiero hacer como todo el mundo, entre comillas, yo quiero hacer los diseños que tengo en este momento en que son que son fuertes, con un aspecto vanguardista y eficaz», explica Mesonero preguntado por el diseño. «Aunque tengo que reconocer, que cuando llegue, me sorprendió la ingeniería de los coches aunque uno de los principales retos a los que se enfrenta la marca la aerodinámica y esto nos vamos a servir de concepto de eléctrico ligero», concluye.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.