Un investigador revela en un solo gráfico la maraña de trabas que les pone el Gobierno para trabajar

Un laberinto burocrático infernal. Así se pueden definir las trabas que pone el Ministerio de a los investigadores universitarios. A pesar de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez lleva por bandera el impulso del I+D+i la realidad es muy diferente. Las universidades han elaborado esquemas sobre cómo conseguir los fondos para que los investigadores trabajen y se puede comprobar que la tarea es prácticamente un callejón sin salida.

El investigador que ha dado de alarma es Javier, experto en Machine Learning (aprendizaje automático o automatizado de máquinas) por la Universidad de Córdoba. A pesar de que es un especialista en temas complejos, reconoce que se le hace cuesta arriba entender las condiciones enrevesadas que pone el para acceder a financiación.

«Para averiguar si podemos participar en los proyectos Retos del Ministerio de mi universidad ha hecho un formulario y un diagrama de flujo para saber si puedes ser IP, Equipo de Investigación o Equipo de Trabajo. Lo de la burocracia en España tiene ya tintes épicos», ha escrito en sus redes sociales.

Sus seguidores, al ver ese esquema imposible, han dudado de la veracidad de la imagen. No obstante, el investigador ha enlazado a la web oficial de la citada universidad andaluza para que no quede lugar a dudas. «Parece la instalación eléctrica de una central nuclear», bromea un internauta al ver el documento.

Las preguntas para saber si un proyecto puede recibir el apoyo institucional son infinitas: «¿A quién pertenece el proyecto?, ¿es una entidad vinculada a la universidad?, ¿participan profesores eméritos?, ¿es de ayudantes doctores?, ¿catedráticos?, ¿es compatible con otras ayudas?, ¿hasta cuando dura la vinculación al proyecto?», son algunas de las decenas de interrogantes que se plantean.

El caso ha llegado también a oídos de políticos como Luis Garicano, eurodiputado de Ciudadanos y conocedor del ámbito académico como profesor de Economía por la Universidad de Chicago, la Escuela de London y la Escuela de Negocios IE. «Llevamos 115 años sin que un científico basado en España gane un premio Nobel. Con estos procedimientos, me temo que habrá que esperar otros 115 años», ha lamentado el también vicepresidente del grupo liberal del Parlamento Europeo.

115 años sin Nobel

En este sentido, las redes sociales han recordado que el último Nobel español fue, en 1906, Santiago Ramón y Cajal. Este médico logró esta distinción internacional gracias a sus trabajos sobre el sistema nervioso. Gracias a sus averiguaciones se desarrolló una teoría nueva y revolucionaria sobre el funcionamiento de las células nerviosas. De ahí que se le considere habitualmente el padre de la neurociencia.

24 octubre
24 octubre
Santiago Ramón y Cajal.

En la actualidad los investigadores muestran su malestar porque el Nobel de Química del año 2020 recayó en los investigadores que han desarrollado las conocidas como las tijeras genéticas (la técnica CRISPR) en la que ha trabajado intensamente Francisco Juan Martínez Mojica, microbiólogo, investigador y profesor español titular del Departamento de Fisiología, Genética y Microbiología de la Universidad de Alicante. No obstante, se quedó fuera de los premiados.

«A Mojica no se le ha dado el Nobel porque no hemos promocionado su trabajo adecuadamente. En eso el mundo del sabe promocionar el producto nacional mejor. ¿Por qué hay españoles con premios Oscar? Porque primero ha habido una campaña de promoción interna, los Goyas. Para que a Mojica le hubieran dado en Nobel deberíamos haberle premiado con el Princesa de Asturias u otros premios nacionales primero», lamenta otro investigador al hilo del mensaje de Garicano.

En esa misma línea, otro internauta avisa: «O acabamos con la burocracia y los inútiles que la engordan o ella acabará con nosotros, es imposible que el talento pueda contra este muro de prescindibles que son los pica teclas de las normativas. El siglo XXI y las nuevas tecnologías deberían terminar con esto». «Hay que enseñar a los burócratas del Estado que menos es más», agrega otro.

«En el ministerio se esfuerzan mucho en hacer que desistamos de presentarnos», «el verdadero reto es participar» o «me muero de risa y de pena a partes iguales» valoran en internet investigadores en termodinámica, ingenieros o expertos en robots, entre otros.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.