Un accidente en la central nuclear de Ascó -que no ha tenido causas radiológicas- ha provocado una muerte y tres heridos leves. El suceso se ha producido debido a una fuga de dióxido de carbono (CO2) en las instalaciones durante unas tareas de mantenimiento en el sistema antiincendios.

La inhalación de dióxido de carbono ha sido presumiblemente la causa del fallecimiento y de los daños sufridos por los tres heridos, según ha comunicado Bombers de la Generalitat.

El escape que ha producido el accidente se habría producido durante la recarga del sistema de respuesta a posibles intencias. Durante el mismo se habría producido la fuga fatal.

Los bomberos enviaron siete dotaciones al lugar, y el Sistema de Emergencias Médicas, cuatro ambulancias. Al llegar al lugar del incidente se encontraron con los cuatro afectados, un fallecido y tres heridos. El fallecido era un bombero de la propia planta nuclear, que tiene un equipo de emergencia propio y que fue el primero en actuar.

Este complejo nuclear de Ascó está situado en la provincia de Tarragona y junto al de Vandellós II es el encargado de producir aproximadamente el 50% de la energía eléctrica que se consume en Cataluña.

Los bomberos confirmaron que el accidente se produjo en un edificio de cuatro plantas que está alejado de la zona radiológica, que no se ha visto afectada por este incidente. De esta forma, este episodio no ha tenido mayor incidencia en el funcionamiento de la central, ni hay consecuencias radiológicas derivadas.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.