Un nuevo paisaje


Redacción

La alteración del paisaje que provocan los aero­generadores no debería ser tenida en cuenta por encima de otros efectos más graves, como el impacto de los postes en el medio natural. Habría que empezar a asumir que han llegado para quedarse, y adaptarse a su presencia en el horizonte. Se han asomado ya al arte, igual que en su día hicieron sus antecesores, los tradicionales molinos de viento. Algunos pintores, como Turner o Constable, no dudaron en incorporar aquellos mamotretos a su obra.





Cargando siguiente contenido…

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.