Sin tiempo para descansar se asoma el Barça de Xavi este sábado a otra cita decisiva. No hay partido tranquilo para el nuevo técnico, sometido a un inacabable estrés en su estreno en el banquillo azulgrana. Sufrió y ganó el derbi (1-0), emitiendo señales positivas en su juego. Volvió a dejar señales interesantes ante el Benfica (0-0), pero quedó frustrado por la falta de contundencia ofensiva. Y ahora el Villarreal, ubicado en la zona más anónima de la Liga (ocupa la décimosegunda posición, con apenas 16 puntos), emerge como el rival más peligroso para el Barça, que es séptimo tras recolectar 20 puntos.

«Estamos en una situación de urgencia. Hemos generado más ilusión, pero queremos devolverlo con resultados», ha comentado Xavi, insistiendo en que sus jugadores sean más «atrevidos» para terminar con esa mala racha de eficacia. «Más que falta de gol lo que nos falta es atrevimiento», ha recalcado el técnico azulgrana, convencido de que «hay gol en la plantilla» como ha visto en los entrenamientos.

Xavi recupera a los extremos (Ilias y Abde) que no tuvo en la Champions, incluidos ambos en la lista de 23 convocados, y confía, sobre todo, en rescatar el gol perdido. Un tanto, y de penalti (Memphis al Espanyol), delata el drama ofensivo del Barça. «El extremo es el todo o nada. Variamos mucho porque hay veces que lo pueden intentar tres veces y no se han ido y puede quedar tocado psicológicamente. Iremos variando posiciones y extremos», ha adelantado tras usar a ocho extremos en dos partidos. 

Buscando delanteros

Mientras, el club, a través de Mateu Alemany, director de fútbol, se encuentra en Inglaterra donde sigue rastreando el mercado de delanteros, según reveló SER-Catalunya, volviendo los pasos sobre viejos objetivos: Sterling (Manchester City), Dani Olmo (Leipzig) o incluso Cavani (Manchester United), sin descartar otra vía que maneja la directiva.

Todos, sin embargo, deben llegar bajo el clima de austeridad que impera en el Barça, quien reclutó a tres nueves este pasado verano. Y los tres (Memphis, Kun Agüero y Luuk de Jong) a coste cero. Al ser cuestionado sobre el fichaje de Alemany a Manchester, el técnico escogió la vía del despiste. «Cantona», dijo sonriendo respondiendo sobre el jugador que le encantaría fichar de Manchester. «Es muy pronto para hablar de eso». 

«Hablar de fichajes ahora es un hipótesis. No podemos hablar cada día de un nombre. ¿Mercado de invierno? Veremos si nos podemos reforzar o no. Mateu fue muy claro en la última conferencia de prensa diciendo que no podíamos fichar. Mañana nos jugamos mucho, es muy importante, como para pensar en otras cosas», ha subrayado el entrenador azulgrana.

El gol siempre se ha pagado caro. Y en el Camp Nou no hay dinero. El último fichaje de un nueve se remonta a febrero del 2020 cuando desembolsó 18 millones de euros al Leganés ejecutando la cláusula de rescisión de Martin Braithwaite. «No es una situación fácil porque no tenemos ningún colchón de puntos. Estamos empezando un proyecto en noviembre, no es fácil. Hemos jugado bien», ha comentado Xavi, insistiendo en la «necesidad de mejorar en el último tercio donde nos falta atrevernos más».

Está «satisfecho» el técnico con lo que ha visto hasta ahora. «Llevamos la línea de presión defensiva alta, estamos siendo buenos en la presión tras pérdida, somos agresivos, ganamos muchos duelos… Vamos por buen camino. Pero en ataque debemos ser más atrevidos en el último pase», ha reiterado, una y otra vez, Xavi.

Pero todo cuesta. Y, sobre todo, con jugadores jóvenes, como ha precisado el técnico. «Si apuntas al siete o al ocho, te quedas en cinco. Si apuntas al 10 puedes quedarte en el siete. Hay que atacar bien, atacar centrales, buscar más el último pase. Eso cuesta porque el perfil de jugadores que están son muy jóvenes. Yo también hacía lo correcto en mi época. Hay que atreverse a más», ha precisado Xavi.

Esperando a Pruna, el «mejor médico»

«Si es así, tienen toda mi confianza. Si es por perder el balón en esa zona, no pasa nada, ya la recuperaremos con la presión alta. Yo creo que es más falta de atrevimiento que de falta de confianza», ha indicado Xavi, quien ha reconocido que la reconstrucción silenciosa que está haciendo en el interior del vestuario en apenas de dos semanas requiere de la llegada de Ricard Pruna, el «mejor médico que ha tenido el equipo», según ha confesado el mismo técnico.

«Lo que quiero es rodearme de gente de mi confianza, que sea leal y fiel. Y una persona clave es Ricard Pruna. No debería haber dejado nunca el club. Fue un error que se marchara. Es el número uno», ha comentado Xavi, quien no quiere correr riesgos en el retorno de Ansu Fati.

«Veo que el equipo está trabajando muy bien, pero nos falta en el último tercio donde se deciden los partidos»

Xavi, técnico del Barça

Noticias relacionadas

«Ansu va muy bien. Tiene muy buenas sensaciones y ha comenzado a correr, pero veremos si tomamos el riesgo o no. Debemos ir con cuidado», ha admitido Xavi. El mismo cuidado que tendrá con Dembélé, a quien agradeció el «titánico esfuerzo, compromiso e implicación» que mostró al jugar ante el Benfica.

Pero necesita Xavi que el Barça concrete todo lo que produce. «Veo que el equipo está trabajando muy bien, pero nos falta en el último tercio donde se deciden los partidos». Lo necesita para que el ‘efecto Xavi’ no se diluya. «Estoy satisfecho de cómo hemos trabajado estas dos primeras semanas. La idea la van cogiendo, un equipo protagonista y agresivo. Pero, al final, tenemos que ganar porque si no no hay efecto Xavi. Los resultados dirán»

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.