Telecinco emitió este miércoles una nueva entrega de ‘La isla de las tentaciones’. En esta ocasión, los espectadores pudieron ver la primera hoguera de la edición. Una hoguera en la que Zoe fue una de las peor paradas.

La joven intentó tranquilizar a sus compañeras en todo momento, mientras ellas veían las imágenes de sus parejas en la otra villa. Zoe, estaba convencida de que estaba aprendiendo a relativizar, sin embargo, cuando llegó su turno de ver las imágenes de Josué, su pareja, la cosa se torció.

A pesar de que Josué no fue uno de los concursantes que peor se había comportado durante los primeros días en la isla, para la joven fue insoportable ver como su pareja se acercaba a Diriany, con quien mantiene un tonteo desde el primer día que no hace ninguna gracia a Zoe.

«No puedo… me molestaría ver que me falte el respeto de nuevo, ver jueguecitos como los de las parejas de mis compañeras, dejarse querer… él me exige unos puntos y yo los estoy respetando, no me deja ni bailar twerking. Aunque me esté costando desenvolverme, pero si él no respeta esos puntos que hemos hablado, yo no tengo nada más que decir», expresó la concursante.

El detonante de la tensa situación, fueron las imágenes en las que Zoe pudo ver como Josué animaba a Diriany a pasar a su habitación. En una de estas ocasiones, el concursante regaló una pulsera a la tentadora, y en ese vídeo, la joven dudó de si su pareja había besado a la soltera.

De esta forma, las imágenes que vio en la hoguera terminaron de hundirla, y decidió marcharse a la playa en busca de Josué. “Le dije a mi familia que no iba a a sufrir y, como no quiero hacerlo, quiero irme ya. Quiero una hoguera de confrontación con Josué, no voy a soltar ni una lágrima, yo no quería venir, vine por él», exclamó antes de abandonar la hoguera de ‘La isla de las tentaciones’.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.